Infancia y trastornos cognitivos

 

Bowly entre otras cosas, comenta que las experiencias negativas durante la infancia son trascendentes para el desarrollo de trastornos cognitivos.

Uno de los trastornos más comunes son las llamadas amnesias selectivas que luego, sus consecuencias, aparecen en el desarrollo cognitivo adulto.

Freud por ejemplo, dice , entre otras cosas que "...olvidar impresiones, escenas o experiencias, casi siempre se reduce a borrarlas...."

Esto dicho anteriormente, sostiene Bowlby nos lleva a varias cuestiones, a saber:

a. Existen rasgos especiales que caracterizan las impresiones, escenas y experiencias que tienden a borrarse?

b. Cual es la mejor forma de concebir aquellos procesos por los que los recuerdos se borran y aparentemente se olvidan?

c. Cuales son las condiciones causales internas y externas de la personalidad, que activa ese proceso?

Dice Bowlby también que las escenas y experiencias, que por lo general, no son registradas, o ingresan posiblemente en ese procesos de memoria selectiva, son ejemplos como estos:

1. Aquellos actos o acciones que los propios padres no desean que conozcan sus hijos

2. Aquellas en que los padres censuran o amenazan a los niños, de forma que, a estos mismos les resulte dificil y/o tortuoso rememorarlo.

3. Aquellas en las que los niños han hecho o quizá pensando cosas sobre las que se sienten insoportablemente culpables y avergonzados.

Otros autores (Cain & Fest), dicen que, según sus investigaciones que se hicieron con una población de niños, dentre de un rango etario que va de 4 a 14 años; se observa que estos trastornos cognitivos y su sintomatología, se manifiesta en dos tipos de situaciones; las que se producen cuando las comunicaciones entre padres y niños aparece de manera distorsionada; tambén en situaciones en la que en el niño se le crea una intensa culpa.

También comenta que la cuarta parte de los individuos citados en diferentes estudios, y que habian sido testigos presenciales de alguna circunstancia de la muerte natural o no natural, y que tal vez, subconscientemente sufrieron presiones por parte del padre sobreviviente, haciendoles creer que estaban equivocados y enmascarando, en particular, enmascarando un suicido o una  enfermedad o   un accidente; es más, cuando el niño le describía lo que había u oído, el padre sobreviviente lo desacredita ridiculizándolo.

Pareciera ser que muchos de los problemas psicológicos de los niños se pueden rastrear a partir de estos relatos o interpretaciones, y también que, este tipo de problemas incluyen desconfianza hacia otras personas; inhibición de su curiosidad; desconfianza sobre el uso de sus propios sentidos; y por último, una fuerte tendencia a alimentar incorrectamente sus fantasias.

También existen otras situaciones clasicas en la que los padres desean que un niño no haya observado algunas cuestiones intimas o comprometidas, y además suelen presionarlo con diferentes sutilezas, sobre todo si son niños chicos; en general, son las relacionadas con actividades sexuales entre o de sus progenitores.

En general, los niños suelen ser indulgentes hacia sus padres, buscan verlo de modo favorable, aun así suelen ser reticentes a ver a su padre, sólo como éste le indica o a expresar sus sentimientos de forma direccionada,

En otros caso las presiones, especialmente en niños pequeños son más sutiles, como la amenaza de abandono momentaneo.

Dice Bowlby que esta hipotesis referente a varias formas de trastornos cognitivos que se observan en niños y pre-adolescentes se suele dar particularmente en esas etapas de su historia vital, y es donde es particularmente sensitiva a experiencias externas.

Varios psicoterapeutas infantiles (Bloch, Hopkins, Stroh, Rosenfeld) han observado en investigaciones efectuadas con niños con pensamientos o conductas casi o totalmente psicoticas y/o con ideas paranoides importantes; que su condición podía atribuirse a un trato persistentemente abusivo por parte de los progenitores y que por lo general manifiestan conductas altisonantes hacia las personas con la que mayor apego tienen o solian tener...suelen pasar de cariñosos a hostiles. 

Finalmente Bowlby destaca algunas estrategias, a su criterio erroneas por parte de la terapeuta, como serlas siguientes:

a. El seguir hurgando o haciendo que el paciente lo haga, en ideas o pensamientos reprimidos justamente por acciones de sus propios progenitores; esta la califica como una postura terapeutica "desencaminada y moralmente erronea".

b. No poder ofrecerle al paciente una base confiable y segura a partir de la cual se anime a efectuar sus propias exploraciones y poder generar confianza en el terapeuta y su respuesta.

Fte: Experiencias de la infancia en trastornos cognitivos. John Bowlby