Todos somos adictos?

El titulo parece exagerado, siempre y cuando no consideremos a la voluntad como una de los componentes claves de una adiccion.

Cada vez que nosotros no podemos voluntariamente modificar determinada conducta de consumo podemos considerarnos adictos a la misma.

Asi podemos decir sin temor a exagerar que son muchas las adicciones que luego desembocan en otros sindromes y sintomas psico-fisicos (adiccion a la bebida, al tabaco, al juego, a las drogas,etc.)

Todas las adicciones terminan siendo nocivas para el cuerpo y la mente, y en esto tiene mucho que ver si esas costumbres se socializan y legalizan, etc.

Desde aqui podemos partir en que mas alla del diagnostico y tratamiento que cada una merezca, veremos que en definitiva, el "expertisse" del terapeuta, la certeza del diagnostico, la caracteristica del tratamiento, la medicacion que segun los casos acompaña a otros sindromes concomitantes....todo ello mas alla de ser muy importante, de nada sirve si no buscamos fortalecer en el paciente sus capacidades y posibilidades de tener un cierto umbral de recuperación, y sobre todo si puede junto al terapeuta re-construir una red cercana de apoyo y contencion.

Existe el auto-control de consumo de una droga?:

Peele (1985) plantea como una diferencia fundamental en que mientras el adicto subordina practicamente todo al consumo de la droga, los llamados consumidores "casuales" priorizan (mientras pueden) otras cuestiones como familia, trabajo, ocio, etc

Por otra parte el consumidor "compulsivo" tiene otros caracteristicas como una baja tolerancia a la frustracion, baja asertividad, poco control de sus impulsos, todo lo cual lo hace mas susceptible.

De alli se piensa e investiga en la importancia que tendrian los factores psicologicos y sociales como determinantes para que el consumidor "casual" termine en compulsivo, tanto o mas que las propiedades farmacologicas "per se". Sobre este punto logicamente existen opiniones divididas.

Por un lado están las investigaciones que observan que por ejemplo, las llamadas "drogas de diseño" son cada vez mas sofisticadas y letales, por el componente social que lo rodea y la forma en que se consume.

Por otra parte se observa en la clinica de enfermedades terminales muy cruentas, que el suministro de opiaceos para dolores cronicos o altamente agudos como el provocado por el cancer; en esos casos, pocas veces se experimenta estados de euforia y aun mas raro, casi nunca llegan a desarrollar dependencia psiquica o adiccion a los cambiantes estados del ánimo que provocan los narcóticos según cita Medical Letter on Drugs and Therapeutics.

La tan temida abstinencia:

Horvath sostiene que una de las razones mas poderosas por la cual el consumidor "compulsivo" mantiene el consumo de la droga o se niega a dejarla, es el temor a los efectos secundarios, que segun su ideario son siempre intolerables.

Sin embargo estos efectos intolerables varian enormemente segun el perfil de personalidad del paciente, segun el tipo de sustancia que consume. Por lo tanto la re-significación de ese impacto es clave desde lo psicologico para soportar y aceptar los sintomas de abstinencia.

El efecto "craving"

Es el deseo incontenible de consumir.

Como en todo proceso psiquico se genera a partir de un escenario-imagen, que genere sentimientos y pensamientos de intolerancia y frustracion, que por supuesto tienen componentes y mecanismos de accion mas complejos en el funcionamiento de los neuro-transmisores cerebrales y que terminan desembocando en el consumo o en el esfuerzo por continuar en abstinencia.

Los "fantasmas" del adicto:

Muchas creencias abruman la mente enferma del adicto que rara vez permite que el adicto deje de consumir por si solo, ahi van algunas de estas:

"Si no consumo, no voy a poder soportar la frustración"

"Si no consumo, no voy a poder divertirme"

"Si no consumo, perdere amigos"

"Para que voy a parar, si despues vuelvo a consumir"

Como los pacientes se consideran o se creen incapaces de controlar su "craving", tienen menos probabilidad de intentar controlarlo, y finalmente terminan confirmando su creencia de que están indefensos para superar su adiccion

En definitiva todos estos son los pensamientos que se deben tratar y re-significar en terapia para que el adicto no los transforme en profecias auto-cumplidas.

Lic.Jorge Silva